Muerte de Robin Willians: ¡ oh, capitán! ¡Mi capitán!

De su extensa carrera cinematográfica posiblemente la actuación que más me gusta es en El hombre bicentenario. Pero quizás la escena más conocida, sobre todo para los que nos dedicamos a la enseñanza, es cuando la dignidad se alzó inmaculada, reluciente y orgullosa, sobre los pupitres del aula.

El verso de Whitman está dedicado al capitán (el asesinado presidente Lincoln) que había perdido la nave (los Estados Unidos), pero la genialidad de los autores hace que la escena final del Club de los poetas muertos forme ya parte de la historia del cine.

Gracias y ¡ HASTA SIEMPRE, CAPITÁN!

Esta entrada fue publicada en Noticias y política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s