Por las huellas del 34 y la Guerra Civil en Oviedo

Diapositiva16

La catedral de Oviedo recibió durante el asedio 160 cañonazos y la torre resultó muy mutilada, varias baterías republicanas se atribuyen acertar impactos en el reloj de la torre. Su reconstrucción se alargó durante casi 20 años, hasta 1953.

El viernes, 30 de enero, amablemente invitado por mi compañero de directiva de ARAMA 36-37 (Asociación para la Recuperación de la Arquitectura Militar en Asturias), el Catedrático de Instituto, José García, que hizo de extraordinario guía, acompañé a sus alumnos de Historia, por la capital asturiana.

Oviedo es, según muchos autores, la capital de provincia más destruida durante la GCE, tanto que Franco llegó a pensar en dejarla como estaba, como Belchite, y hacer un Nuevo Oviedo. No obstante, era la ciudad donde se había casado y bautizado su hija (Basílica de San Juan); hay teorías de por qué lo reconstruyó pero ,sea como fuere, dio la orden de reconstrucción.

Sorpresa grata y mayúscula porque entre los alumnos del Ito. Aramo había como una docena de exalumnos míos, que se reafirmaron en su teoría de que todos los profesores nos conocemos; cosa incierta, pero les encanta pensarlo 🙂
En un día en el que la lluvia nos dio poco respiro, se inició el recorrido en La Cadellada, con sus pocas y mal conservadas construcciones, de las muchas construcciones que había; además son un peligro porque le quitaron la tierra de alrededor y un día va a volcar, no sé quién tuvo esa “genial” idea.
Continuó por la catedral, la universidad, cuartel de Santa Clara (hoy Hacienda), casas del Chorín, Basílica de San Juan el Real, la calle Uría (lugar dónde estaba el Café Peñalba) y la casa Blanca, el gobierno civil (actual jefatura de policía), para acabar en la Plaza de la Liberación, donde estaba situada la estatua del teniente coronel Teijeiro, lugar aproximado donde los sitiados se abrazaron a las columnas gallegas que venían en su auxilio y cuyo edificio aún conserva los balazos de la sangrienta contienda entre españoles que ojalá nunca se vuelva a repetir. Los devastadores efectos en los edificios, dejamos aparte las personas, se pueden ver en el montaje de fotos,de cómo quedó y cómo está ahora, que le hizo a sus alumnos.

Una magnífica experiencia-hace anualmente varias salidas culturales,como complemento a su asignatura- que agradezco, así como las fotos que me pasó Pepe.

¡Salud para repetir en alguna :-)!
Diapositiva35

Diapositiva28

Diapositiva34

Diapositiva18

Alrededores del Hospital Central

Alrededores del Hospital Central

Acercándose al nido del Hospital

Acercándose al nido del Hospital

Diapositiva36

En un lateral de la catedra.

En un lateral de la catedra.

Delante de la catedral

Delante de la catedral

Esta entrada fue publicada en ARAMA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s